> Museos y Patrimonio > Recuperación > La Diputación impulsará la rehabilitación del Palacio renancentista Basozabal de Azpeitia

Gipuzkoa Kultura (Beta)

La Diputación impulsará la rehabilitación del Palacio renancentista Basozabal de Azpeitia

El Diputado de Cultura, Denis Itxaso, ha firmado un convenio de cooperación con el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, para rehabilitar el Palacio Basozabal de Azpeitia.

El Palacio Basozabal fue declarado en 1964 por orden del Ministerio de Cultura monumento por su interés histórico y artístico. En 1984 el Gobierno Vasco lo declaró bien cultural en la categoría de monumento.

El Palacio de Basozabal está en el casco antiguo de Azpeitiko entre otros dos edificios y fue construido entre los siglos XIV y XV. Es una de las primeras construcciones civiles de Azpeitia y algunas de sus características arquitectónica, como su patio interior o sus galerías traseras, hacen de él un elemento de singular importancia del patrimonio de Gipuzkoa.

El edificio fue rehabilitado hace 35 años, pero son notorios los daños y el deterioro sufrido debido a los 35 años que el edificio ha permanecido sin uso.

Para frenar el deterioro del edificio, y para su posterior consolidación, antes del comienzo de los trabajos se realizaron estudios previos asociadas a la recuperación de las patologías de los elementos pétreos, las relacionadas con las afecciones xilófagas en los elementos estructurales de madera y las afecciones por humedad en el interior del edificio.

La intervención de rehabilitación consistirá principalmente en una obra de carpintería, acabados (pavimentos, techos,…) e instalaciones. También se ejecutará una nueva escalera, manteniendo la escalera principal actual.

El palacio Basozabal es un hermoso edificio situado en la céntrica calle Enparan. Es un edificio de planta rectangular y cubierta a dos aguas con el caballete paralelo a la fachada principal. Se localiza entre medianeras. Este tipo de palacios corresponden a la tipología del palacio renacentista castellano con patio interior central que organiza el espacio en torno a él. La desaparición progresiva de este tipo de construcciones en los siglos pasados hace que este palacio sea un elemento único del patrimonio guipuzcoano.

La fachada principal es de piedra de sillería con una altura de tres plantas. En su planta baja, la puerta de arco de medio punto con largas dovelas adornadas de un arrabá, también se encuentran dos huecos que primitivamente no existían y fueron abiertos en otra época. En el segundo piso están tres finas ventanas dobles con parteluz que portan un amplio dintel moldurado. Estos son los huecos más destacables ya que el resto son pequeños y más bien propios de una fachada de la antigua usanza que pretendía ser morada de sus dueños. Rematando el edificio un alero de madera sin ornamentos.La distribución interior se efectúa en torno a un patio central. El patio en cada planta está limitado por cuatro galerías de paso y distribución apoyadas en planta baja en cuatro columnas de piedra de sección octogonal, estando en los basamentos y capiteles, bellamente moldurados con perfiles góticos, siendo el resto de la galería en todos los elementos estructurales y de ornato, de madera.

No es un ejemplo único, existen algunos otros en cascos históricos, pero es de los pocos que está en pleno casco histórico. Basozabal es el edificio más antiguo de Azpeitia.

Los trabajos de rehabilitación que vamos a llevar a cabo tienen un objetivo claro y es darle al edificio un uso. En Gipuzkoa tenemos muchos edificios de gran valor cultural y no nos podemos permitir el lujo de tenerlos vacíos y sin ningún uso, porque así es como se deterioran. Por eso, me es especialmente grato este acuerdo que permite recuperar un edificio y a la vez darle un valor social”, ha explicado Itxaso. En la misma línea, el diputado de Cultura ha manifestado que “la mejor manera de recuperar el patrimonio y garantizar su conservación es proporcionarle utilidad y asignarle una función que lo ponga en contacto con la sociedad y sea coherente con su sentido histórico. En opinión del responsable foral, la recuperación del palacio Basozabal para usos culturales y su puesta al servicio de la difusión de distintas facetas turísticas, artísticas o creativas vinculadas a Azpeitia encajan perfectamente con este enfoque y dotan de pleno sentido a las obras que van a realizarse.

El edificio, una vez rehabilitado, tendrá ocho espacios diferenciados: la oficina de turismo, un centro de interpretación y de exposición; un salón de actos y un aula de formación; una sala multiusos y la biblioteca.

AddThis Social Bookmark Button

Escribir un comentario

Este formulario admite el standar usado en foros "BBcode".
Ésto es un estandar que permite enriquecer los comentarios de una manera rápida y sencilla, permitiendo al usuario insertar insertar imágenes, negritas, cursivas y un largo etc de opciones mediante siemples códigos/tags.
Puede consultar el siguiente vínculo (wikipedia) si desea conocer el sistemas más a fondo, ver ejemplos de uso y conocer todos los códigos disponibles, .


Código de seguridad
Refescar


 
Imprimir Correo electrónico PDF

Música

La Escolanía es la mejor garantía de continuidad

La Diputación ha rendido homenaje a la Escolanía del Coro Easo por su brillante trayectoria en el 25...

La Escolanía es la mejor garantía de continuidad del Coro Easo Ver más

Exposiciones

La Diputación conmemora el 50 aniversario del primer

El próximo año se cumple el 50 aniversario del primer asesinato de ETA. La víctima, José Antonio Pardines,...

La Diputación conmemora el 50 aniversario del primer asesinato de ETA con una exposiciónVer más
Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.